Mariela Constant

María Ester Constant (Mariela). La Plata, 1949. Licenciada en artes plásticas, FBA/UNLP. En el año 2000 fue  seleccionada para cursar un seminario en serigrafía fotográfica en la State University of New York at New Paltz, , Estados Unidos. Ha realizado clínica de obra con Elena Oliveras, Rimer Cardillo, Eduardo Médici, Sergio Bazán, Julio Sánchez, Fabiana Barreda y Tulio de Sagastizábal. Vive y trabaja en La Plata.

Participa en bienales internacionales, salones nacionales y municipales. Ha recibido numerosas menciones nacionales e internacionales, entre las que se destacan:

Segundo Premio Fotografia Present Art Festival  Florence –Shanghai 2013 -04. Primer Premio Adquisición “Daekyung E&C”, The 13th Seoul_Space International Print Biennial, Seúl, Corea (2004); Premio Adquisición, The 12th Seoul_Space International Print Biennial, Seúl, Corea; Museum Award Prize, The Tokyo International Mini-print Triennial, Tama Art University Museum, Tokio, Japón (2002).

Segundo Premio, Concurso de Videominuto Tema “Derechos Humanos”, MBA/MAC, Bahía Blanca (2010); Mención Honorífica, Premio Argentino de Artes Visuales Fundación OSDE (2006); Mención de Jurado, Salón Nacional de Artes Visuales, Buenos Aires (2005); Primer premio Grabado Museo Gumam Pomma Provincia de Entre Rios

Muestras individuales: Rituales Galeria artexarte 2012-06. Priza, Galería La Guanaca Azul, Buenos Aires (2010); Historia de Amor, Galería La Guanaca Azul, Buenos Aires; De la serie “Historia de amor”, Sala Víctor de Pol,  Museo de Ciencias Naturales, La Plata (2009); El Llanto, Galería Pisouno, La Plata (2008); Abrigo, Complejo Cultural Santa Cruz, Río Gallegos (2007); Abrigo, Galería Artexarte, Buenos Aires (2006); Camino de Regreso, Aerolíneas Argentinas, Museo Municipal de Arte, La Plata (2005); Dos caminos, junto a Lorena Vázquez, Museo Nacional del Grabado, Buenos Aires (2003).

 

HISTORIA DE AMOR

Frente a la indiferencia hacia la naturaleza y hacia el ser vivo en general, Mariela Constant  responde con un gesto reparador. Pacientemente teje con hilos, hierbas y musgos preparando el necesario abrigo. Pero esta vez el elemento natural no sólo abriga; también recuerda nuestras raíces, nuestro apego a la tierra. Constant manifiesta así su deseo de que volvamos a “vestirnos de naturaleza”.

A través de diferentes medios – objetos, fotografías, videos, instalaciones- ella pone en imágenes experiencias discernibles en nuestra cotidianeidad. Siente que si tuviera que resumir en pocas palabras la inequidad, la falta de protección, podría decir “falta de amor”. Al tejer, al añadir hebras o hierbas, va configurando una imagen crítica pero no negativa del mundo. No sólo habla de problemas y de temores sino también de deseos y de esperanzas.

En Historia de amor III la hierba se convierte en hilo perfumado de una trama que sirve a la construcción de objetos, nuevos frutos fabricados que descansan en el fondo de un recipiente cerrado mientras sus prolongaciones logran salir al exterior. La acción humana, en este caso, no asfixia. Recupera, recrea, libera. El trabajo reparador comienza con un acto primario de amor: prestar atención.

                      Elena Oliveras
miembro de la Asociacion artgentina de criticos de arte